Destacado

Encuentros en la tercera fase

Un día estás preparando una maratón y al siguiente estás encerrado. Un día no vas al Retiro a correr porque hace demasiado calor y al día siguiente el majestuoso y céntrico parque está cerrado por peligro de tormentas,viento y demás fenómenos climatológicos adversos. No tuvimos marzo lluvioso y abril ventoso que hicieran a mayo florido y hermoso, así que queda aceptar lo que viene,mascarilla en ristre e intentar aprovechar los ratos entre brote y rebrote. Obvio es,pues, que tocaba trote. Un correr vitaminado, por fín en grupo,desconfinado, pero con el mayor de los cuidados. Susana Vazquez y Nea Arranz nos iban a guiar en un rato de entreno sin freno ni desenfreno y a recordar,como decían en Fama que la fama cuesta, y “ahora vais a pagar con sudor”. Quien pensaba que el evento de Vitamin Well iba a ser correr y cantar se equivocaba. No hubo dramón.¿Parque cerrado? ¡todos a Colón!

Parecía un soltar piernas del montón pero pronto empezaron las zancadas traseras,las sentadillas,mátame camión. Las veía hipnotizado como flotaban haciendo los ejercicios con una flexibilidad y unos músculos en las piernas que no conocía y hacía lo posible para no perder comba, si llega a haber una y toca saltar muero como líder mundial del correr descoordinado pero hubo suerte y no muerte. Pasamos un rato quitándonos carbonilla,sudando en equipo ,a veces sufriendo para mantener el tipo en esta tarde rara de verano de runners desconfinados,con encuentros deseados y añorados con quienes compartimos dorsales, anhelos y desvelos. Fue un placer por fín ver a Antonio Liébana, el más alto representante (sin duda) del Team Sanus Project,la facción madrileña de Sanus Vitae que preparó la maratón de Madrid hasta que un fenómeno más viral que sus directos de Instagram nos dejó con las ganas . Hablamos por fin tras vernos una decena de veces las matrículas en eventos de dorsal,meta y bolsa del corredor. Ayer tuvimos la nuestra con el mejor regalo,el de la conversación, la afinidad y la cercanía de quienes comparten una afición y llegan bien vitaminados a casa tras un rato de sudores a veces calientes y a veces fríos, pero siempre intentando estar sonrientes,abierta la mente.

Gracias Susana y Nea,Nea y Susana por devolvernos a entrenar las ganas. Ha estado bien,Vitamin Well,hay que repetir antes de tener más canas. Antonio,nos vemos pronto,en entrenos de tarde o carreras de mañana.

Un abrazo,gente sana.

Destacado

La dependienta que mascaba chicle mientras cobraba

Aquella chica alta y algo desgarbada observó mi timidez en aquel avión y me habló, me calmó y me hizo sentir bien. Había cambiado teba por traje de chaqueta pero aquello no la había hecho cambiar. Se mostraba como siempre, amable sin exagerar, firme cuando tocaba y empática y simpática siempre.

La vi interpretando en un papel digno de un Goya a la tendera mascachicle pasota para mostrarnos divertida, como no hay que trabajar. La tuve cerca cuando trabajar rápido era sinónimo de cerrar el palacio del sur de Leganés y perder mi trono. Me apoyó y arropó cuando,tras diez meses de baja por quiebra lumbar, volví a trabajar como la madre de “Good Bye,Lenin “. En mi ausencia todo había cambiado o estaba haciéndolo, yo flipaba con tanta novedad y ella me sitúo en el mapa durante aquel mes por Fuencarral.

Me enseñó un montón de cosas que me ayudaron a ser mejor en lo profesional y también en lo personal,seguro siendo en muchas cosas un espejo en el que mirarse.

Dicen que la gente suele recordar más las desgracias que ocurren o la maldad de las personas. Llamadme buenista pero con ella no le sale nada así en el disco duro.

Un beso,Noe.

Destacado

Irrespirable

Hace unos días llamamos a la pediatra. Ha sido salir un par de veces y mi pequeño ha necesitado Ventolín. El pobre vivía en su burbuja, protegido entre tareas,tele,ordenador, libros,pero ha sido oler el ambiente y ponerse malo. No,no ha sido ese bicho,no. Ha sido uno que va y viene con demasiada frecuencia. Esta en todas partes. En casi todas las teles, en muchas radios,en gran parte de la prensa y por supuesto en las redes. Un bicho propagado por algunos desde las tribunas. No es la Covid-19,insisto,no lo es. Ahora que no podemos pisar ninguna grada,ni deportiva y escasas culturales, los que pueden sentarse en el congreso como representantes nuestros malgastan nuestros recursos como si fuera un partido de fútbol. Atacan y defienden ,no una gestión política de una pandemia,que está claro que a los primeros no les interesa ni preocupa,sino cualquier decisión del Gobierno. La que sea. Los que se defienden pierden tiempo en ello,olvidan aquello de “a palabras necias,oídos sordos” y amplifican ese mensaje vacío de contenido pero lleno de odio,insultos,rencores y mentiras .

Fuera de la cámara ocurre lo mismo. Ruido de sables en las fuerzas armadas,ruido de cacerolas en las calles,ruido de insultos en las redes,ruido de falsedades en la televisión privada.

Lo responsable sería cualquier crítica constructiva ante una gestión gubernamental plagada de errores,inevitables, imprevisibles o no. No hablo de loar o alabar al Gobierno que seguro que alguna cosa,aunque sea por error para algunos habrá hecho bien,no lo sé. Me refiero a que la crítica debiera ofrecer soluciones,iniciativas o propuestas,ser coherentes y leales en ella y no alimentar este ambiente irrespirable olvidando lo que de verdad importa,que es salir de ésta con el menor daño posible.

El bien común debería primar sobre el resto de intereses.

No me odiéis.

Destacado

Quiero ir

Quiero ir a Coruña. Quiero ir a Santiago. Quiero ir a Vigo. Quiero ir a Seixo. Quiero ir a Salamanca. Quiero ir a León. Quiero ir a Astorga. Quiero ir a Toro. Quiero ir a Benavente.Quiero ir a Burgos. Quiero ir a Avila. Quiero ir a Piedralaves.Quiero ir Toledo. Quiero ir a Ciudad Real. Quiero ir a Albacete. Quiero ir a Castellón. Quiero ir a Valencia.Quiero ir a Puzol. Quiero ir a Denia. Quiero ir a Torrevieja. Quiero ir a Villajoyosa. Quiero ir a Alicante. Quiero ir a San Juan Quiero ir a La Manga.Quiero ir a Murcia. Quiero ir a Palma. Quiero ir a Granada. Quiero ir a Salobreña. Quiero ir a Motril. Quiero ir a Almuñécar. Quiero ir a Malaga. Quiero ir a Sevilla. Quiero ir a Cordoba. Quiero ir a Tanger. Quiero ir a Lanzarote. Quiero ir a Gran Canaria. Quiero ir a Tenerife. Quiero ir a Amsterdam. Quiero ir a Lima. Quiero ir a Cuzco . Quiero ir a Macchu Picchu . Quiero ir a todos esos sitios donde alguna vez estuve, a un montón que no he podido incluso alguno que no quería y que ahora apetece conocer. No me puedo quejar,pensando en todos los sitios que he visitado y unos cuantos que no aparecen aquí. Pero quiero conocer más. Me imagino que tú también tienes tu lista “de deseos”. Sé que este año va a ser imposible cumplirlos. Quizá el proximo. De todos depende que volvamos a conseguirlo. De los políticos que cobran por representarnos pero se representan a sí mismos. De los periodistas,su imparcialidad,neutralidad y responsabilidad a la hora de transmitirnos y valorar la información. De las personas influyentes sea cual sea el motivo ,de su honestidad y sus conflictos de intereses. De nuestras familias ,que nos apoyen y apoyemos . De nuestros vecinos, que aporten y apoyen a su comunidad y por último y sobre todo de nosotros,todos y cada uno de nosotros,sin escurrir el bulto en los demás, asumiendo nuestros actos o la falta de ellos,dejando de pensar solo por un momento en nosotros,en el yo,para pensar no solo en el nosotros sino en el TODOS.

Viendo lo visto en los últimos días me he visto obligado a escribir esto. Con tanta información y sin ánimo de criticar a nadie no entiendo en qué estamos pensando aunque sé perfectamente lo que estamos haciendo. Creemos que porque nos saltemos las normas por una vez no pasará nada. Solo la puntita,no más. Estoy hasta los mismísimos de ver a la gente entrar a comprar la tienda en sesiones de mediodía y tarde, de pensar en que nosotros no hacemos mal las cosas y solo se equivocan o fallan los demás ,harto de que los que yo voté acierten siempre o sean una mierda y los que no sean el demonio y la panacea universal. Estoy orgullosísimo (por los cojones) de todos nosotros,del ejemplo que estamos dando a los que vienen detrás y de la defensa de ese derecho civile fundamental tan imprescindible que es hacer lo que me salga del forro.

Hala,ya me he quedado a gusto. Ahora puedo salir y hacer lo que me venga en gana dando lecciones a los demás.

Quiero ir.

Destacado

El mejor plan B

El plan del día era correr. Empezar a correr de verdad. Nada de récords olímpicos pero correr. En mi cabeza sonaba fantástico. El trote del sábado con paradas intermitentes me alivió,pero sentía la necesidad de ir más alegre,sin más. La que es alegre es mi Ari. Te levantas machacado,con una tonelada y media de dolores y ella solo quiere abrazarte,besarte,lamerte y jugar contigo. Parece que hace meses que no te ve. Los sensores te avisan “despacio,de aquí tiraste para levantar esa caja de sal de 20 kilos, ojo,acá apoyarse la de garrafas de agua cuando no podías mas” pero ella te anima,te obliga a salir. Activas el Plan B. Te calzas las zapas,la pones arnés y correa y a la calle. Ari te lleva. Trotas un poquito ,paras otro poco,la sueltas un piropo,acelera y ahí si que corres como pollo sin cabeza,vuelves a trotar,parar y llegas a casa relajado,aliviado y feliz de tener una compañera tan fiel como mi perrita Ari.

 

Destacado

El pionero

Llego el día. Tras el regreso al trabajo el día anterior tenía dudas sobre si sería buena idea salir a correr. Me levanté tan pronto que no tuve otro remedio que salir. Para que engañarnos,estaba muerto de ganas. Me aconsejaron ser prudente y no ir por mejor marca el primer día. No fue necesario. Calenté,movilicé tobillos y rodillas y troté suavemente Aquí tampoco puedo engañar a nadie. Mucho más rápido no podía ir. Braceaba alegre ,pero me sentía como el finado Jesús Gil en chándal de táctel . Peor eran otros, intentándolo en chándal y zapatos,ellos eran Ramón Mendoza (también en el más allá). Noté alguna mirada de desprecio desde las alturas y alguna chanza por la calle. Hice bien en tener algunas locuciones grabadas en mi móvil para la ocasión. A los primeros les puse la de “Facinerosos”. A los segundos,molesto ,la de “Habéis insultado a los votantes de Marbella” .

Me crucé por el Valle del Kas con corredoras,corredores,ciclistas y practicantes del ejercicio físico,todos con escrupuloso respecto del “distanciamiento social”. A todos ellos les puse el “y tal,y tal,y tal y tal y tal”,pulgar hacia arriba.

Total que no ha estado mal, que no hay que volverse loco y que estoy deseando quitarme el puñetero chándal ochentero, que pintón es,pero deshidrata un rato.

Destacado

¿Qué me pongo?

Falto de ilusiones salvo la emoción de que esta mierda de mes se acaba y harto de tele e internet encendí la radio. Casi lloro de emoción al escuchar una canción de la que me burlaba de joven y que en todo caso nunca fue mi tipo. La letra era algo así

Fuente: Musixmatch

LA NIÑA PASTORI MARCANDOME EL CAMINO. I CAN’T BELIEVE IT!

Me imaginé cantando con su chorro de voz cuando fui a una entrevista de trabajo (la que me convirtió en lo que soy ahora).Recordé cuando me arreglé para mi última primera cita (la buena,la inolvidable,la que terminó por cambiar mi vida). Me vine abajo. Minutos después,arriba. El noticiero decía que sí, que se podrá salir pronto a pasear o a hacer deporte. Por un momento ella, quien podría decirse en otro símil flamenco que “maneja mi barca” me sacó del shock, preguntó qué demonios hacía cantando “Una cartita de amor” y muerta de la risa me obligó a ordenar “el cajón inmundo”. No supo qué había hecho. Este fue el resultado

Porque…¿qué hacer?¿ Salir con camiseta de runner? Podría caer abatido por cualquier francotirador. ¿Salir con una camiseta de algodón cualquiera? Caería en el fuego cruzado entre el ataque de los defensores de la ortodoxia corredora y los gestappers que me tildarían de farsante por salir a correr para sortear el encierro). Una opción buena sería la mixta, buscar prendas de Decathlon . Unos pantalones cortos son imprescindibles para mantener el respeto del pueblo,ni mallas cortas,largas, piratas por supuesto que no, ni compresoras ni leches,no conviene provocar. Colores discretos, por Dios, ni cebras,ni flúor, ni nada. Luego vienen los calcetines.  Solo pido una cosa. Que nadie se ponga unos de Where Is The Limit? Los que no reciban el desprecio por ser runner pueden ser lapidados por incautos seguidores de los sabios consejos de Josef para invertir.

¿Zapatillas? Yo evitaría modelos llamativos, minimalismo y Tórtolas. Algún balconero podría confundir sandalias con libertad hippy y darle a la camarita.

En fín,que no tengo ni idea de qué haré pero tengo más ganas de hacer deporte que en toda mi vida. Con cuidadín ,claro.

Destacado

El ideítas

Buscando una alternativa para merendar en el trabajo y de consumo rápido, saciante,hidratante,antioxidante y por supuesto,chanante,decidí prepararme un gazpacho de textura muy líquida y suave pero sabrosa. Como dicen los de Pantomima Full, “En su cabeza sonaba bien”. Me lo preparé con esmero y satisfecho me lo llevé al tajo.

Allí estrené mi nueva pantalla de protección que unida a la mascarilla prometía ser un engorro pero al principio,ni tan mal. Todo fluía correctamente hasta que paré a merendar. Disfruté el gazpacho pero pensé que quizá debí agitar algo más botella, la concentración en ajo era digna de mención. Con el último trago llegó el camión cargado de mil palés. Ahí sí que comenzó la agitación . Me puse la mascarilla y la pantalla con prisas. Pa arriba y pa abajo,las pulsaciones subían más que un entrenamiento de esos de Instagram,la pantalla no paraba de moverse y golpearse con todo lo que cargaba y la tensión me hacía hiperventilar. A la fiesta se unió un invitado inesperado, el ajo,del que los clientes y compañeros estaban protegidos pero uno lo llevaba como ese Via Crucis o procesión, por dentro. Mi tripa confundió el tesoro de las Pedroñeras con una tabla de abdominales digna del SixPack de CR7 y los dolores se fueron recrudeciendo.

Motor de mis compañeros , les dí aliento (perdón) y terminamos la jornada del mejor modo posible.

Pongo a Dios por testigo que nunca más mezclaré gazpacho y pantalla.

Destacado

Hablar por hablar

Va a resultar que esto de las pantallitas es gloria bendita. Si el resultado es el mismo que el de hoy en la reunión de Zoom presenciada lo compro. Siempre. Quizá sea decirnos las cosas desde nuestro hábitat, en chándal,en pijama o como nos dé la gana. Quizá sea la edad,el respeto de haberse creado,cada uno a su ritmo, una identidad o un pensamiento propio y distinto en el entorno de una familia grande encabezada por seres tan especiales como nuestros abuelos.

Quizá sea simplemente el cariño de haber compartido cosas, de sentir la alegría de vernos,creciditos,la empatía entre todos y la nula envidia y competencia ante lo que nuestros merecimientos o destinos nos han dado.

Quizá sea el escuchar y aprender de todos y cada uno,de vuestros modos de pensar y actuar, de vuestras experiencias o consejos y sentirme parte aportando las mías, a veces discrepando pero respetando.

Quizá sea volver a sentir el sentido de familia que a veces se diluye con el día a día y que a veces,como esa planta que lleva siempre ahí y parece no necesitar mucha agua olvidamos regar.

Quizá sea que es,por increíble que parezca más fácil y más barato sacar un rato para los seres queridos estando encerrados y sin planes que cuando somos libres de elegir plan. Ahí nos falta tiempo o simplemente se nos ve el plumero (hablo por mí, conste) .

Probablemente hay algo de todo esto,pero lo que más me ha hecho disfrutar hoy ha sido la falta de impostura,la naturalidad. Cuando no necesitas demostrar nada y te muestras tal y como eres eres libre,y aunque puedes cagarla te sientes mucho más cómodo que en el mundo virtual en el que ,puff, ya sabemos como funciona todo.

 

Gracias Raquel,Fernan,Melanie,Raúl, Susi,Rober,Vane,Elias,Irene,Víctor,Diego,Ainhoa. Hemos pasado un buen rato,primos.

Hasta la próxima.

Destacado

Guantes vintage

 

Le quedan como un gua…como anillo al de…vaya,son perfectos. Con ellos hace de todo, para protegerse de cortes evitables e innecesarios. Me recordó algo,siempre se lo digo. Cuando yo tenía su edad y me tocaba ponerme de portero en partidos con mis amigos ,me calzaba unos así

Guantes de portero de los 80.

 

Me sentía Buyo,Arconada y hasta Ricardo Zamora. Luego me ponía de defensa y me creía Baresi o Rijkaard. Nos metían un gol,otro más y quería ser Guardiola, Albertini o Schuster cuando me colocaban en el medio. Cuando me tocaba ser delantero compensaba mi falta de disparo con mi regate,fantasía y pared. Fingía ser Butragueño,Futre o Raúl pero no era ninguno de ellos ,ni con mis compañeros eramos el Milan de Sacchi o el Barça de Cruyff. Me costó unas cuantas derrotas entenderlo,pero empecé a disfrutar de la compañía,del trabajo en equipo,aprender de mis compañeros,poner energía y a pesar de hacer unas cuantas “buyadas” los pelotazos de aquellos balones Mikasa

Aquellos balones dolían más que una hoja de reclamación un minuto antes de cerrar

me hicieron ser más duro, no fiarme de amagos,fintas ni nadie y ponerme los guantes para tener mis manos siempre a salvo. El otro día Ángel me dijo que no encontraba sus guantes. Espero que los haya encontrado .Es nuestro todo campista, un día está al horno,otro a la caja,otro al proveedor,y otro a todo. Esos guantes te protegerán. Cuidalos como oro.La vida está llena de Mikasas. A por ellos,amigo.

 

Destacado

Míster cafeína

Aquel jueves de encierro primaveral, la alarma lo despertó con insolencia. Eran y 31 y por un momento pensó que llegaría tarde a Sorolla, a Atocha y al Retiro. Se relajó pensando que el que estaba en un retiro era él. Se iba a quedar quieto, pero la radio le cantó lo siguiente:

“¡Mira como floto, mira como vuelo, mira como floto, mira como vuelo!”. Se puso a bailar y le entró la risa pensando en que necesitaba eso, Miss Caffeina. Le dio por pensar y sufrió un bajoncillo . Una voz le decía “ayer estabas en pleno Atlas, en el Toubkal ,sintiéndote en lo más alto y hoy estás …”. Otra voz se impuso, la de la radio que gritó:

“¡Hay una voz, hay una voz dentro, dice que no dice, que lo siento!. Dice que no se rinde…”

Renovado , tomó la cafetera y dudó de nuevo al oír otro par de voces (el tipo parecía estar entre como un cencerro y como un sonajero con tanto politono en el coco, pero ahora les llaman coaches). Una, le decía con “Para Elisa” de Beethoven de fondo, “con leche leche leche está mejor, si es condensá café bombón, con leche leche leche está mejor si es condensá café bombón, cafe bombón ,café bombón, cafe bombón, café bombón…”La otra le decía “sin azucar es mejor, para ser corredor, ciclista, triatleta o entrenador, lo mejor es la dieta de una nutricionista, se llame Andrea, María, Ana, o la reina de la pista”.

Se tomó uno de cada y listo.

A media mañana, recibió unos dibujos, no entendía nada. No hacía más que recibir felicitaciones, mensajes, infantiles bendiciones, berenjenas y melocotones.

Se puso a cantar de nuevo “mira como floto mira como vuelo” y un vecino le dijo “no grites ,lelo” mientras él entrenaba a los tocinillos de cielo con desvelo y pensaba en ideas para la tarde estrujándose el cerebelo.

Se puso colorado y se hizo otro café, cortado.

Comió bien, mejor que en el desayuno, y decidió al fin celebrar sus 31. ¿Con cerveza Turia? No, negó con Furia. ¿Con Fartons y L´or Xata? Hoy no, ni de la Alboraya ni de Mislata. ¿Con un poco de street run? Mejor, con un entreno para sus followers, sus fans o amigos de Instagram.

Y cayó otro café, este solo (en casa).

Llegó la hora, fueron las seis ya sabéis y empezó el tipo a correr, a saltar, entre zancada y sentadilla, entre skipping y flexión diciendo en directo que de tanto café le subía la pulsación (pos claro, mátame camión). Decidió festejarnos con 31 juegos de acción, los juegos reunidos para sus haters, hizo fiestuki, a pesar de no estar con Haruki y cuando las espaldas sufrían calvario y algunos parecían dromedarios el crack pidió dinosaurios , hicimos el machacasaurio y terminó de entrenar el grupo en plan “El clan del oso cavernario”.

Felicidades Rubén, cada día estas más hermoso (risas enlatadas y celebraciones bien ganadas).

Gracias amigo.

Destacado

Minuto de gloria

En realidad no fue ni un minuto. Eran las 8 de la tarde y durante más de treinta segundos, al ir a echar el cierre de la tienda sentí los aplausos de los bloques de pisos aledaños y sobre el que se encuentra el centro donde trabajo. Cuando me di cuenta de que una parte de los mismos eran para nosotros, el tonto del cierre y mi compañera Paloma,que cobraba desaforada para terminar de apuntalar detalles,cuadrar y cerrar el turno, en nombre de todos los que estos días surtimos las despensas de la comunidad, no pude más que devolver el aplauso,emocionarme y despistarme. Me sacó de la ensoñación un tipo que:

Iba con otra personita (MAL), los dos pegaditos (PEOR), sin mascarilla ni guantes ni nada (UFFF) soltando exabruptos por el terrible pecado de no dejarle entrar porque decidió, tras diez horas abiertos, entrar a comprar con el cierre echado. “Para aplaudir si tienes tiempo”,me espetó. Tuve que contenerme para no decir ninguna barbaridad y solo le recordé a Michel en el mundial de Italia 90 con un “me lo merezco ” que dirigió al tipo al túnel de vestuarios.

Ese minuto incompleto de homenaje supo a mucho,a sentir que el esfuerzo sirve para algo y para alguien, a sentir recompensada tanta exposición y tener a los nuestros lejos,algunes incluido con familiares aislados y separados. Como le dije a una amiga en este mundo loco hemos pasado de la Internacional a Ken Follett,de ser parias a pilares de la tierra,y los momentos malos pasan a olvidarse.

Atrás quedan los choricillos expulsados que te amenazan,ya no con saber donde vives,sino con contagiarte el Covid19,el ir a poner una denuncia y que te manden a casa por “no ser asunto urgente a vida o muerte” sintiendo un desamparo que te hace añorar a Chuck Norris (pobre,también contagiado) o las poquísimas personas que te afean no tener la marca de leche o harina que necesitan,los huevos camperos que gustan preparar o la Coca-Cola Zero Sin Cafeina azúcar y turrón que buena diversión para hacer con ella un géiser de Mentos en su encierro obligado.

Os voy dejando que en un rato voy a trabajar, que no al matadero. De allí nos llegará un camión no apto para veganos con pollos,cerdos,terneros e incluso conejos pasados a cuchillo para vuestro consumo ,apto para ellos repleto de frutas y verduras y con un montón de alimentos fríos,congelados y procesados para alimentar cuerpo y alma. Estomago lleno, corazon contento. Seguimos adelante.

Destacado

Fredo

Si este es el tipo de juventud adulta que tenemos en este loco país estoy tranquilo. Contento. Muy ilusionado. Fredo es la típica persona que no necesita saber de futbol, levantar la voz,hacer chistes o ir de gracioso para hacerse querer.

Cuando Fredo avisó de que venía a la tienda a echar una mano preguntó si había ropa para él en el centro. Lo hizo para ahorrar tiempo. Llegó con su barba cuidada, su abrigo largo,sus zapatos brillantes,su traje…

Un minuto después era uno más. Se puso a cobrar. Se puso a reponer. Tiró la basura. Prensó el cartón . Ayudó a compañeras nuevas. Se puso a frentear. Trabajó más horas de las que correspondían. Tomó menos descanso del debido. Montó palés,los desmontó en tiempo récord y no paró de ofrecerse,de colaborar sin una mala cara,una sola duda o un solo atisbo de desdén, desprecio o escaqueo. Él, persona preparada que dio el difícil salto de tienda a oficina no ha perdido la humildad ni la chispa de quien compartió con nosotros su curiosidad,su afición musical y sus sueños siempre escuchando,con cariño,educación y respeto. Sé de más de uno y más de una que se alegra de haberle animado y haber acertado con sus esperanzas en él. Fredo es caballo ganador. Su disposición, esfuerzo y actitud es tan genuinamente generosa y altruista que debería ser ejemplo para todos.

En días tan duros como éste es un privilegio contar con gente como tú, Fredo.

Gracias compañero. Felicidades amigo.

Destacado

Las manualidades y yo.Trabajo mental

Viernes,día libre 2 de la semana 2 de la era pre-maratoniana. Metido ya completamente en harina (sea del cereal o legumbre que sea) y cumpliendo a rajatabla los planes de entrenamiento y nutrición marcados,comienzo a entender aquello de que cuando emprendes una misión semejante no solo es importante entrenar el cuerpo,sino que también hay que trabajar la mente.

A veces,la vida te pone retos inesperados,para otros absurdos pero para mí auténticos muros.

Día libre de trabajo y de entreno,solo tocaba practicar en la cocina. O al menos eso pensaba yo. Al despertar heredero 2 me pidió hacerle una nota para el cole y heredero 3 me abrazó ilusionado, “hoy vamos al taller de manualidades y al huerto del cole, papi”.

No supe qué cara poner.

Hay gente que no sabe usar el celo,el pegamento,las tijeras,los lápices de colores o la goma EVA. Aquí tenéis al número 1 mundial. En los concursos de torpes en trabajos manuales tienen una foto mía con un REWARD. Me rechazan siempre,no se aceptan profesionales.

Llegué al hall del colegio con las manos más sudadas que David Broncano hablando con Federer y con una botella de plástico vacía en la mano,la que debía convertir junto con un palo de escoba y una percha o alambre y con ayuda de heredero 3 en un molinillo. Mientras esperábamos a les niñes sentí algo de desasosiego.El plan era disimular hasta que llegara Gonzi,hijo ilusionado y auténtico McGyver de la familia,don heredado de su madre y su abuelo. Antes de eso nos dieron las instrucciones de montaje .Me parecieron sencillas de oír pero complicadisimas de ejecutar para un zote como yo.

Juntos padre e hijo el pobre sufrió un instante de inseguridad al verme y conocerme. No quedó más remedio que afrontar los hechos. Miré con el rabillo de ojo(si los globos oculares tienen eso), imité,copié y no pegué porque no había que hacerlo. Solo un error de cálculo de heredero 3 estuvo a punto de llevar al garete la operación. Pidieron una percha metálica de las de tintorería, un alambre fácil de deformar y el trajo una de acero de Fort Knox marca Acme. Un padre avezado pudo darle un corte,pero darle forma hubiera sido una proeza digna de la derrota de Thanos,así que el profesor nos consiguió otra percha y el molinillo tras esfuerzos herculeos y caras coloradas quedó Diéguez, pero resultón.

La foto,otro día, que el carrete se veló.

¡Con kilómetros 32 a mí, oiga!.

Cuando la venda cae

Los recuerdos de Facebook y el pelo plateado lo confirman. Aún así, algún personaje de Quino me preguntaría sin pudor “¿qué pila de años decís que tienes?. Me ocurrió hace unos años. Les pasa a mis hijes ahora.

A muchos convecinos les sobreviene un estado de shock mezcla de disgusto y cabreo,de indignación y molestia.

Hace un tiempo descubrí que mis progenitores no solo eran ejemplos virtuosos,superhéroes imbatibles y modelos conductivos sino que tenían ramas torcidas,algún defectillo y miles de manías, como todo el mundo.

Mis descendientes hace tiempo vieron mis taras,tantas y tan deficientemente ocultadas que ahora son objeto de bufa,jarana e incluso en determinados casos reproche.

Un país entero tiene la cara colorada. Algunos por descubrir la clase de personas que nos representó por el mundo durante décadas. Otros por habernos ocultado con su silencio que el personaje modélico que habían fabricado vivía a cuerpo de Rey a nuestra costa,a través de ella en su yate y moviendo a toda vela dineros por el mundo, billetes de origen desconocido y raro. Los más por el escozor de cuando te quitan de un tirón el esparadrapo que sujeta la venda que no debía caer.

Nuestra capacidad de sorpresa es tan ilimitada que el asunto será una anecdota en cuestión de días, pero es triste comprobar que los modelos que conocimos o nos impusieron no son tan buenos como nos contaban.

Quo vadis,Juan Carlos ?

Ari te extraña

No sé exactamente quién eres pero Ari te extraña. Sale a la calle contenta pero su euforia se convierte en mohín. Quizá fueras esa señora de luto eterno que supimos nos dejó. Quizá esa mujer divertida que paseaba acompañando a un can anciano . Este,aburrido y desganado era descrito por la amable doña como un “rancio” mientras ella jugaba y hacía carantoñas mutuas con Ari. Puede ser que fuera esa joven dueña que la cambió un ratito por sus amigas. O su madura propietaria que salió a airearse,ordenar ideas o comprar tabaco y aún está por volver. Pueden ser todas o una sola, o esta sensación de no ver ni una sonrisa,ni una dentadura,ni una lengua ni siquiera una nariz. Puede ser que eche en falta,pobre,cuando salía bajo un coro de aplausos pensando que era la beneficiaria de los mismos por su porte distinguido de Yorkie con Schnauzer , su dignidad británica mezclada con alemana, con su flema y su ladrido,ahora convertida en chica acalorada y compungida,aplatanada por el calor pero deseosa de que llegue la noche ,la fresca, y poder beberse hasta el agua de su recipiente tras intentar hacer balconing,suerte de malla que pusimos que evita la tragedia cuando entona,ladrido visto, “You’ll never walk alone”.

Ari te extraña,te lo digo yo,tengas el nombre de hombre o mujer o incluso si te llamas “Vieja normalidad”.

Seas quien seas,Ari te extraña. Vuelve pronto a casa.

Vacaciones cuarentonas

Bien está lo que bien acaba. Tener cuñados entra en el lote pero que se conviertan en hermanos es una suerte. Ver cómo han formado familias un alegrón. Ver crecer a mis sobrinas una satisfacción.

Que Carol cumpla los nuevos treinta hoy es una feliz casualidad.

Que podamos celebrarlo ya sea hoy u otro día, con mascarilla,pizzas o como fuere es un alivio.

Hay gente que se trastorna por no haber pisado este año la playa.

Algunos reclaman su cuota de piscina.

Otros lloran la ausencia de barbacoas o chiringuitos.

A mí también me hubiese gustado disfrutarlos ,pero a veces hay que recoger cable,amoldarse a las circunstancias y celebrar que volveré a trabajar sin novedad,todo en orden con los míos sanos y salvos,que no es poco y desear que la cosa no vaya a peor.

Felicidades cuñada. Somos los mejores

Historias de la nueva normalidad. Apartheid educativo

¡Qué bonito es llenarte los oídos con aquello! Te hablan de cultura de esfuerzo, de excelencia y demás y piensas en la educación como ascensor social. Lo que no nos dicen que es que ese elevador tiene acceso restringido y solo pueden llegar hasta la planta deseada algunos,no siempre los que lo merecen.

Estudiar hasta los 16 es obligatorio pero a partir de entonces…sálvese quien pueda. En Madrid la llave no del ascenso sino de la entrada al Bachillerato la guarda Golum y cuando llegas,manteniendo la distancia y con mascarilla te dice “¿Escuela pública o privada? Si contestas lo primero te pregunta por tus notas,si sois muchos en casa,si tienes algún familiar discapacitado o vives bajo un puente y si ese puente está cerca del instituto. Si las respuestas son negativas y las calificaciones no llegan al notable a Golum se le encienden los ojillos y pregunta,divertido, ¿qué tal privada? . Si la respuesta es un extracto bancario inferior en saldo a la unidad seguida de cuatro ceros vete olvidando. Golum se pone tremendo y de malas te da un papel que pone SAE y un número de teléfono (ni siquiera,lo tienes que buscar tú en su web).  Llamas preguntando y a pesar de haber puesto en la solicitud hasta cuatro centros como opciones para empezar el Bachillerato te dicen que no hay plaza. Consultas si te buscarán acomodo en algún lugar para proseguir los estudios y te dicen que a partir del fin de la enseñanza obligatoria también termina el deber  de la administración de procurarte un centro para asaltar en condiciones el cielo universitario . Llegas a julio y el esfuerzo no solo no sirvió de nada sino que además te escupen por ser “pobre y normal”.

Pensaréis que este es otro de mis relatos cortos pero solo puedo decir que lo que cuento, más crudo y con menos literatura es real como la vida misma.Solo espero y deseo que esta situación se resuelva y que quien ha peleado para llegar hasta aquí no se quede en el camino por la poca vergüenza de algunos. Hablar de indignación es quedarse muy corto.

Historias de la nueva normalidad. Crónicas balcánicas

La nueva normalidad está aquí .¿Ha venido para quedarse? Puff,han pasado dos días y ya se está insinuando que el regreso del Estado de Alarma is coming. Aprovechemos pues para contar esas cosillas que se dejaban entrever durante estos meses y que amenazan amenizar nuestro verano. En turno de noche,de mañana o de tarde. En los aledaños de mi casa la evolución de la pandemia ha sido clara. En marzo salías entrada la noche para sacar al perro sin riesgo y no veías un alma. En abril dos o tres amigos de la yonkilata ocupaban el poyete de mi jardín brevemente. En mayo los grupos del club de fans del perro peligroso sin registrar se agruparon en la escalera y en junio y con la llegada de la nueva normalidad este clan se mezcló con la habitual vecindad. Esta fue creciendo en presencia e intensidad de ruido y lo que comenzó pareciendo la defensa del Rayo compuesta por un croata parco en palabras y un argentino con familia montenegrina, ¡ay lo que rajan! se convirtió en una jarana digna de ser filmada por Emir Kusturica. Era imposible no escuchar sus conversaciones, las risas,la música alta. Alguien debió decir basta y apareció la policía que identificó,apercibió y multó a los ruidosos vecinos. Cuando se fueron los agentes el silencio se rompió por unos instantes con amistosas invitaciones de los premiados con la papeleta al delator. El informante sería obsequiado con una estancia en los bombardeos de Mostar de los 90 recreados “solo para él”, un viaje guiado por Sarajevo o un Meet &Greet en Pristina con Petro Arkan. Al final la cosa se calmó y pudimos acostarnos, que no dormir, gracias a la canícula vallecana.

Preciosa silla de playa en la escalera y botellín como restos del naufragio. Ahí siguen

Dicen que toda persona o grupo tiene su némesis. Hoy pude comprobarlo. Nunca pensé ver en mi barrio algo así,pero ha ocurrido. Me disfracé de runner y salí a trotar. Cerca del bulevar,con su abuela rockera,sus preciosos árboles cubiertos de patchwork y demás símbolos habituales vi a otro runner esperando a alguien. Su mascarilla y su camiseta dejaron clara su ideología y lo peor de todo,su intención de reunirse en manada con,digámoslo así, sus amigos del clan del Oso Cavernario. Ya. Me diréis que son más amigos del pollo que del oso,pero en mi barrio la afinidad a tal ave es mayoritaria en la comunidad latina que nos enriquece con su variedad a la Brasa y Broaster y aquellos son más bien amigos de cavernas y de El Pardo. Me imagino a los pronadores novios de la muerte saliendo valientes de cacerolada por los Balcanes en tiempos de Milosević o Karadzić y voy comprando unas cervezas para tomarlas con mis adorables vecinos. Lo que hay que aguantar.

Emociones de mil colores

Gustos y sabores. Correr suele ser aburrido pero pueden ocurrir tantas cosas que a veces se convierte en algo tan emocionante,ilusionante o divertido que merece la pena intentarlo. Hoy ha sido una de esas veces. Todo empezó por una tontería. Buscaba una mascarilla para correr y un buen amigo,el Pete Souza español, mostró una en Instagram que me gustó, le pregunté dónde conseguirla y el lugar fue mi primer destino en el trote del día. Quién no conozca la calle Arroyo del Olivar ni se lo imagina, pero zamparse el tramo que va desde mi casa hasta casi Pedro Laborde no es precisamente coser y cantar. Mereció la pena el esfuerzo y encarrilé la compra para la tarde. Habían caído sin comerlo ni beberlo casi tres kilómetros cuesta arriba y la mini parada informativa me animó a deshacer camino y bajar sin rumbo fijo. Ya en el Tierno Galván me sentí animado y decidí hacer una incursión en Madrid Río. Allí tuve un encuentro inesperado con un compañero de camiseta roja y franja blanca,de sábados de fútbol sala y local de ensayo y de chimenea dentro y fuera de la cancha. El amigo Víctor Soria,Choria o Dopita para los amantes del Hockey Hielo me dijo que también corría, ambos estamos más delgados y sanos que entonces y somos padres de familias numerosas. ¡Quién nos lo iba a decir! Encantado con el momento me despedí y retomé el trote. Minutos después se me nubló la vista. No sé si se me metió algo en los ojos, pero lágrimas deshidratadas cayeron por ellos, una puñalada atravesó mis músculos peor que una lluvia de cristales de ácido láctico . El segundo lugar donde más he llevado manta y más me he abrazado con mi mujer agoniza. Del templo donde más he rezado solo quedan cuatro restos que pronto serán polvo. Duele ver el Estadio del Manzanares así, el Calderón hecho escombros,me cago en el progreso y el siglo XXI de la modernidad, las crisis,las pandemias y todo lo demás. Con esa tristeza volví,en todos los sentidos en dirección al matadero y la Beata se apiadó de mí, me pidió por todos los santos que parara, que 15 kilómetros eran suficiente penitencia y que seguro tendría recompensa. Subía boqueando el paseo de las Delicias y paré a estirar en una placita. Levanté la vista y allí recuperé la fé en María Ana de Jesús. Vi el cartel de Noni’s Bakery y recordé que alguien quiso endulzarme el ánimo a mí, a Natalia y a casi todos mis compañeros y como en el juego del rescate pensé “Por mí el primero”. Toqué la puerta,entré y salí allí entre feliz y avergonzado. Me llamaron Mickey Mouse por mi mascarilla y orejas,a juego en topos blancos y rojos,me llevé casi media docena de cupcakes sin pagar un duro y sentí rabia de no haber salido con media tienda en mis brazos, pero mi imprevisión e imprudencia me llevó a salir sin fondos pensando en un rodaje por el barrio cortito,como yo. Mi castigo,no lo sabía aún, estaba por llegar. Los casi cuatro kilómetros a pata desde allí a casa fueron un suspiro de ilusión ante la imagen de una familia feliz merendando exquisitas madalenas cubiertas de Pie de limón, Nutella,Frutos Rojos,dulce de leche o Red Velvet.

Casi nada al aparato

Casi en Vallecas mi santa me pidió que la recogiera y ayudara a llevar la compra a casa. La mostré mi tesoro y sonreimos,cambiamos carro de la compra por cupcakes y según me giré se mascó la tragedia. La insensata hizo otra disciplina atlética y giró la bandeja cual discóbolo de Mirón. Ni Calderón ni hostias,ahí sí que lloré. A lagrima viva. Deshice el entuerto como pude, me encargué de que la bandeja llegará al menos sana y salva como Colour Mix Cupcakes Pack by Noni’s y mi esposa y llegué a casa hundido en mi ánimo pero esperanzado de que un toque de frutos rojos mezclaría bien con el limón y el dulce de leche con la Nutella,al fin y al cabo todos picoteariamos unos de otros sin peleas ni discusiones.

Esta tarde la hemos disfrutado. Los cupcakes han sabido a poco y repetiremos sin duda momentos de gloria, mi chica me regaló la mascarilla y yo me he sentado a contaroslo.

Ha sido emocionante, lo prometo.

He vuelto

Hola,soy Troy McClure y he vuelto. Me recordarán por haber estado escribiendo durante más de cincuenta días consecutivos en este blog mientras que el virus provocaba situaciones desconocidas, nuevas o dignas de contar, intentando humildemente desde mis vivencias acercar a quien estaba encerrado la realidad de la calle. He vuelto como Michael Jordan,al que vimos en Netflix cómo ganó tres anillos de la NBA, se fue,volvió, ganó otros tres y ahora asume que algo hizo mal cuando no quiso comprometerse socialmente quiza por miedo a perder patrocinios y dineros. Se dice que va colaborar económicamente con proyectos para el fomento de la equidad e igualdad social y de oportunidades. Que así sea.

Ojalá fuera yo Michael Jordan ,pero no,soy el plasta que os contó que la gente no respetaba las distancias de seguridad,ni tenía empatía, que nos trataba fatal. Soy el mismo al que en 2008 la gente tomaba el pelo por su trabajo de tendero mientras ganaba toneladas de dinero en la construcción y luego envidió,después volvió a vilipendiar para mutar como el virus en héroe y ahora,de nuevo,en paria.

Nos dijeron que para qué el gel y los guantes para luego reclamarnos por su falta para la venta. Nos hubiera gustado contaminar menos con tanto guante desechable, pero no todo el mundo venía protegido.

Vimos una corriente de empatía y gratitud que nos hizo sentir esperanza pero luego supimos que no era del todo cierta. Era un peaje por venir a comprar cada día cuando no se debía, dos veces al día cuando solo se podía una y ahora cada vez que a quien sea le haga falta o se le antoje algo,urgente o de capricho.

Superado el miedo y abierta la mano llegaron las quejas. La protesta por no poder entrar a comprar un helado superada la hora del cierre y con clientes aún dentro de la tienda. El enfado por no poder comprarse una cervecita después de las diez de la noche (en Madrid está prohibido) . La molestia de quien se ofende por decirle que lleve mascarilla o espere a pasar porque la tienda está llena y no se puede garantizar la distancia de seguridad.

Estamos en fase 2 pero la gente cree que es la vieja normalidad. Es cierto que se recuperan viejos horarios y vuelve la escasez de recursos pero parece que ver la pandemia por la tele ha hecho pensar a muchos que aquella fue una peli alemana de mediodía.

Los mal llamados “cacerolos”o “cayetaners” salieron a protestar y se apelotonaron aumentando el riesgo de rebrote hasta que les abrieron las terrazas. Se les criticó con razón por no respetar la distancia. Llego de trabajar por la noche y veo,alucinado ,que se ha llenado la Puerta del Sol de gente protestando y pidiendo la igualdad racial tras la muerte de George Floyd. Les entiendo pero no comprendo. Imagino que si las quejas de sanitarios que han visto de todo o familiares de víctimas del virus han sido ignoradas,las palabras de un tarado como yo no influirán en nadie pero no sé si piensan que la inmunidad de rebaño es lo mismo que actuar,mis disculpas de antemano,como borregos sin pensar el daño que pueden causar defendiendo una causa justa en el momento equivocado.

A todos ellos darles gracias porque su lucha es la nuestra,pero pedirles responsabilidad en un partido que no ha terminado, está lejos de hacerlo.

La verbena de la paloma

Musicólogos, melómanos y amantes de la clave de Sol suelen estar de acuerdo. Dicen que mejor obra de Tomas Bretón fue la “Verbena de la Paloma”. Puede ser cierto. Al menos eso pensaba yo hasta que un día apareció ella. Me hipnotizó con su uniforme de trabajo. Camiseta de manga casi cero,pantalones grises y botas Adidas negras con “peluche” como digo en el cuello de las mismas. Parecía una vendedora de Madrid Rock. Como decimos los antiguos “eso es molar”.

Luego vino todo lo demás. Supimos de ella que es la nueva definición de mixto. Primero fue el sándwich de jamón y queso y luego Miriam. En el siglo XX los casposos de cubata y barra preguntaban para ligar “¿estudias o trabajas”. Ahora preguntarían desde una terraza si lo haces física o telemáticamente. Hasta hace poco ella hizo un mixto. No, un sándwich no,centraos leñe, teletrabajó por las mañanas e hizo de tendera por las tardes.

No debe ser fácil. Pedirle peras al olmo es complicado pero ella es Peral así que dió,regaló y sobre todo vendió ercolinas,de agua, conferencias,dio algunas con sus compañeros (hasta que la pillamos), colocó botellas de vino,hizo fardos de periódico,alcoholizó un barrio enfriando litronas, higienizó al resto armada con una pistola de gel y les dio unos guantes,recibió impactos de pantallas de metacrilato y nunca puso una mala cara (o quizá si,pero nunca lo supimos gracias a la dichosa mascarilla).

En fín, que la nueva normalidad también trae malas noticias y una de ellas para mí es saber que van desapareciendo los uniformes alternativos y alejando de nuestras vidas quienes fueron heroínas por accidente,tenderas en pandemia y un apoyo que agradecer en días difíciles.

Hasta siempre compañera. Considerate notificada para unas cañas,cena o lo que sea de los de la Avenida de Madrid post-pandemia. Muchas gracias por todo.

PD: Verbenas de la Paloma las que liabais con mi compañera en el camión.